Etiquetas

lunes, 27 de octubre de 2014

VIGILIA Y PLANTÓN POR LAS VÍCTIMAS DE LA MASACRE DE LA PARADA DEL 25 Y 27 DE OCTUBRE DEL 2012



Evento del viernes 24 y lunes 27 de octubre de 2014:
https://www.facebook.com/events/1485949818337717/
Av. Aviación cruce con Av. Bauzate y Mesa

Desalojo, maltrato y muerte a manos de la MML

2 años han pasado
2 años que todavía no curan las heridas
2 años que todavía no llenan los vacíos
2 años que las lágrimas no secan
2 años que quedaron impunes

Pero a pesar de todo
¡Seguimos en pie!

LA PARADA RESISTE !

Información tomada de La Parada es del Pueblo: http://bit.ly/1Dqv8dA

25 y 27 de Octubre del 2012. Interviene la policía al Mercado Mayorista N°1 de #LaParada (encabezada por La Alcaldesa de Lima, Susana Villarán ; apoyada por el Alcalde Sanchez Aizcorbe de La Victoria) Con un saldo de más de 4 asesinadxs, más de 100 encarceladxs por un año sin juicio de por medio, centenares de Heridxs por la Policía con armas de
fuego y bombas lacrimógenas.

Siendo todxs catalogadxs como "delincuentes" y bajo la premisa y excusa de haberse impuesto el ‪#‎PrincipioDeAutoridad

02 de Marzo del 2014. Mediante intervención de alrededor de 5 mil policías , tanques, tanquetas, helicópteros, efectivos de la SUAT , etc

viernes, 3 de octubre de 2014

Las muchas batallas de Aida Gamarra, defensora del pueblo de Morococha

Testimonio de Aida Gamarra: http://bit.ly/UtXKC5


Aida Gamarra, la defensora del pueblo de Morococha. La mujer que se enfrentó a Chinalco. La que desprendiéndose de todo y olvidando el cansancio, no ha parado ni un día, ni se ha quebrantado por nada, exigiendo justicia para su familia y Morococha.

Aida, madre y padre de dos hijos, se ha trazado el objetivo de denunciar públicamente la serie de abusos y medidas autoritarias que vienen imponiéndose contra su pueblo, Morococha. En este lugar – ubicado a solo 3 horas de Lima - la empresa Minera Chinalco S.A., desde hace algunos años, ha sometido a la población a una serie de medidas “legales” y acciones violentas con el único propósito de desalojarlos y despojarlos de sus casas y tierras para así poder emprender la extracción de plata, cobre y molibdeno (conociéndose, además, la presencia de uranio)[1]. Todos estos sucesos se han ido dando con la complicidad de los gobiernos de García y, actualmente, Humala, por lo que Aida tuvo que movilizarse en Morococha, y luego trasladarse a Lima para continuar impulsando la resistencia del pueblo morocochano.

Ser mujer, madre, y luchar contra una minera en este país es una mezcla de muchas y grandes batallas, que implican los más profundos compromisos de una persona, y revelan la valentía y coraje de luchadores sociales que necesitamos, capaces de batallar contra todo y con todo por fines que van más allá de sus intereses personales, y apuntan a intereses colectivos y transformadores. Aida, es una de esas compañeras, una de las compañeras que necesitamos.